Reformas a la Comisión Nacional Bancaria y de
Valores: en busca de su autonomía

Dip. Fortunato Álvarez Enríquez        


 

El sistema financiero es fundamental dentro de cualquier economía, pues:

· Administra el mecanismo de pagos, esencial para realizar transacciones.

· Intermedia entre ahorradores e inversionistas, lo cual es vital para la canalización eficientSe de recursos hacia proyectos de inversión.

En países en desarrollo, como México, los bancos constituyen la columna vertebral del sistema financiero. Es por ello que debe emplearse una actividad regulatoria del sistema financiero que sea coherente y consistente con el esquema actual.

Cabe señalar, que a nivel internacional, la supervisión y regulación de los bancos se aplica de diversas formas: en Alemania, el Bundesbank es el ejecutor de estas funciones, además de ser responsable del manejo de la política monetaria y cambiaria; en Estados Unidos de América, la supervisión de las instituciones financieras se divide en cinco organismos: SEC, FED, Departamento del Tesoro, Federal Deposit Insurance Corporation y Comptroller of the Currency.

En esta situación, vemos como antecedente que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) no tiene independencia respecto de la política y que además carece de incentivos para una pronta acción correctiva. De hecho, las autoridades del Gobierno asignan la función reguladora a éste organismo que carece de autonomía aunque forme parte del Banco Central.

Ante esta necesidad, la CNBV urge:

· Autonomía plena (personalidad jurídica y patrimonio propio).

· Independencia del entorno político.

· Coordinación de políticas.

· Mejor información.

· Separación de funciones para reducir conflictos de intereses.

· Incentivos para actuar rápidamente.

Es por ello que la desalentadora situación actual de la banca y del sistema financiero en general, en específico la CNBV, plantea la necesidad de una seria reforma al marco regulatorio de ésta, la cual permita eliminar riesgos sistémicos que dé una regulación más autónoma. Tal es el caso de la Iniciativa que presentó el Grupo Parlamentario del PAN el 29 de abril pasado, misma que reforma la CNBV con el fin de lograr ese objetivo.

En PAN pensamos que la crisis institucional por la que atravesó el sistema financiero nacional tuvo como causa esencial, la falta de una efectiva supervisión por parte de las autoridades del respectivo sector. Como todos sabemos, en estos momentos se encuentran en marcha las auditorías que ésta misma soberanía ordenó a efecto de indagar con toda claridad las causas de los quebrantos en las instituciones financieras y deslindar las responsabilidades que cada caso amerite.

También es una verdad conocida por todos los actores involucrados en la problemática, que la reforma institucional que se encuentra en vías de consolidación no estará completa si no se transforma el régimen jurídico de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Esta Iniciativa tiene precisamente dicha intención. Se trata de dotar al mencionado organismo de una mayor capacidad al darle personalidad jurídica y patrimonio propio, ubicándolo dentro de la administración pública como órgano descentralizado. En la actualidad, dicho organismo se encuentra adscrito a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como órgano desconcentrado de la misma. En la práctica, dicha institución opera tan sólo como un apéndice de la mencionada secretaría, sin que pueda desplegar toda su gama de funciones de vigilancia y control de las entidades financieras correspondientes.

La intención de los legisladores del PAN en esta cámara es precisamente darle el impulso legal a la CNBV, para que en el eventual nuevo régimen de descentralización, ésta cuente con una mayor capacidad, autonomía e imperio legal para hacer valer sus facultades previas y las que en esta moción legislativa se adicionan.

En suma, en virtud de la Iniciativa presentada por el Partido Acción Nacional, se aduce la conveniencia de que la CNBV sea un organismo descentralizado autárquico, a fin de lograr su completa autonomía técnica, al quedar desvinculado de la administración pública y del propio Banco de México.

Sin que pueda argumentarse en contra, que los organismos descentralizados están destinados a la prestación de un servicio público o social; o bien, para fines de asistencia o seguridad social, ya que no puede determinarse la existencia de organismos de tal naturaleza sólo por tener finalidades distintas a las mencionadas.

La atribución que proponemos implicar, es reconocer la vocación de la institución como órgano rector de la actividad bancaria y consiste en que ésta sea la encargada del otorgamiento de las concesiones, autorizaciones y permisos necesarios para la operación y constitución de las entidades financieras. Con esta facultad, dejará de existir una dispersión de facultades y se concentrarán en la comisión, misma que por la concentración y especialización de las mismas se encontrará en una mayor y mejor aptitud para resolver los casos que se le presenten.

Esta eventual Ley implica una intención legislativa por encausar una reforma que responda a las necesidades de contar con autoridades solventes con solvencia e independencia política para el mejor desarrollo de sus funciones.

Esta Iniciativa propone asimismo, una nueva composición de la Junta de Gobierno. El diseño que se sugiere plantea una Junta de Gobierno integrada por cuatro vocales, más el presidente de la comisión, que lo será también de la junta. El secretario de Hacienda y Crédito Público y el gobernador del Banco de México serán vocales de la comisión. Además se designarán dos vocales que no desempeñen cargo o Comisión Oficial, mediante el voto de las dos terceras partes de los miembros del Senado a propuesta del Presidente de la República.

En lo concerniente al presidente de la comisión, éste será nombrado por el Ejecutivo con la aprobación del voto de las dos terceras partes de los miembros del Senado y en sus recesos, por la misma proporción de integrantes de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Cabe señalar que a dicha forma de designación corresponde un remedio institucional ante cualquier intento de sometimiento político de la Junta de Gobierno de la Comisión. Se puede decir entonces, que lo que se busca con esta idea es integrar una junta que haga que las decisiones no se tomen en forma discrecional, sino que se compartan y se vuelvan más transparentes, en comparación con el sistema actual en el que hay un presidente de la comisión nombrado por el Presidente de la República y que a su vez tiene todas las atribuciones sin necesidad de tener convalidadas sus acciones por ningún cuerpo específico de autoridad.

Además, se propone sancionar a los funcionarios de la CNBV por desacatar la solicitud de información requerida sobre esta materia por las cámaras del Congreso de la Unión, de acuerdo con la ley en la materia. Esta reforma es apoyada por un sinnúmero de sectores y no dudamos, que por tratarse de fortalecer las facultades del Poder Legislativo, será apoyada por todos los diputados de esta cámara y por la colegisladora. Se trata, finalmente, de fortalecer el Estado de Derecho a través de la construcción de una realidad tangible y una vigorosa división de poderes.

A su vez, en éste artículo (que corresponde al 8° de la Ley), debe aclararse que tampoco se viola el secreto bancario al proporcionar información al Congreso de la Unión, cuando éste hace uso de sus facultades de supervisión.

Así entonces, después de analizar los desastres a partir de la nacionalización de la banca en 1982, la privatización de la misma en 1992, y el fracaso en 1994 del sistema bancario, acentuado en 1995, sentimos que es indispensable que haya un cuerpo vigilante de las operaciones que supervisen y que puedan prever los problemas financieros. Esto hará que el sistema bancario del cual depende tanto el desarrollo de la economía de México, tenga una sustentación firme y debidamente robustecida como cuerpo de vigilancia y protección ante las crisis bancarias.

En este sentido, estas reformas, incluyendo las reformas al Banco de México, benefician a la economía en general en virtud de que otorgan por Ley una mayor estabilidad del sistema económico en general. Ya que sólo en un sistema equilibrado estable, puede crearse entonces, mayor seguridad que propicie una cadena de ahorro e inversión, la cual genera a su vez mayores empleos y crecimiento del bienestar en general.

 

Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores

TEXTO VIGENTE

INICIATIVA DEL EJECUTIVO
(SOLO EN LA PARTE CORRESPONDIENTE)

INICIATIVA DEL PAN

Art. 1.- Se crea la Comisión Nacional Bancaria y de Valores como órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con autonomía técnica y facultades ejecutivas, en los términos de esta Ley.

Art. 1.- La Comisión Nacional Bancaria y de Valores será un órgano desconcentrado del Banco de México, con autonomía técnica y facultades ejecutivas en los términos de esta Ley.

Art. 1.- Se crea la Comisión Nacional Bancaria y de los Valores como órgano descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios, con domicilio en el Distrito Federal.

Art. 2.- La comisión tendrá por objeto supervisar y regular, en el ámbito de su competencia, a las entidades financieras, a fin de procurar su estabilidad y correcto funcionamiento, así como mantener y fomentar el sano y equilibrado desarrollo del sistema financiero en su conjunto, en protección de los intereses del público.

También será su objeto supervisar y regular a las personas físicas y demás personas morales, cuando realicen actividades previstas en las leyes relativas al citado sistema financiero.

Art. 2.- La comisión tendrá por objeto supervisar y regular, en el ámbito de su competencia, a las entidades financieras, a fin de procurar su estabilidad y correcto funcionamiento, así como mantener y fomentar el sano y equilibrado desarrollo del sistema financiero en su conjunto, en protección de los intereses del público.


También será su objeto supervisar y regular a las personas físicas y demás personas morales, cuando realicen actividades reguladas en las leyes que rigen a las citadas entidades financieras.

Art. 2.- La comisión tendrá por objeto supervisar y regular, en el ámbito de su competencia, a las entidades financieras, a fin de procurar su estabilidad y correcto funcionamiento, así como mantener y fomentar el sano y equilibrado desarrollo del sistema financiero en su conjunto, en protección de los intereses del público.

También será su objeto supervisar y regular a las personas físicas y demás personas morales, cuando realicen actividades previstas en las leyes relativas al citado sistema financiero.

Será facultad de la comisión el otorgamiento de concesiones, autorizaciones y permisos para la operación o constitución de entidades financieras.

Capítulo II

De las facultades

Artículo 4.- Corresponde a la comisión:

I al XXXVI….

 

 

 

 

 

 

 

 

XXXVII.- Las demás facultades que le estén atribuidas por esta Ley, por la Ley Reglamentaria de la Fracción XIII Bis del Apartado B, el Artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y por otras leyes.

Capítulo II

De las facultades

Artículo 4.- Corresponde a la comisión:

I al IX ….

 

X- Autorizar o concesionar la constitución y operación, fusión o adquisición de control, así como revocar la autorización o concesión de las entidades financieras en los términos que establecen las leyes.

XI al XXXIV….

XXXV.- Las demás facultades que le estén atribuidas por esta Ley, por la Ley Reglamentaria de la Fracción XIII Bis del Apartado B, del Artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y por otras leyes.

Capítulo II

De las facultades

Artículo 4.- Corresponde a la comisión:

I al XXXVI….

 

XXXVII.- El otorgamiento de concesiones, autorizaciones y permisos para la operación o constitución de entidades financieras, mediante el voto de cuatro de los cinco miembros de la Junta de Gobierno.

XXXVIII.- Las demás facultades que le estén atribuidas por esta Ley, por la Ley Reglamentaria de la Fracción XIII Bis del Apartado B, del Artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y por otras leyes.

Capítulo II

De la Junta de Gobierno

Art. 11.- La junta de gobierno estará integrada por diez vocales, más el presidente de la Comisión, que lo será también de la junta, y dos vicepresidentes de la propia Comisión que aquel designe. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público designará cinco vocales; el Banco de México tres vocales y las comisiones nacionales de seguros y fianzas y del sistema de ahorro para el retiro un vocal cada una.